Reiki Fase I

Reiki es una técnica de sanación y armonzación holística que actúa mediante la imposición de manos, canalizando y transmitiendo la Energía Universal Rei. 

 

El método es introducido por el Maestro Mikao Usui en Japón y su finalidad es lograr el reequilibrio de nuestro sitema energético limpiando Chakras por lo que es muy beneficioso en el tratamiento de enfermedades.

 

Estamos en una época de intensos cambios, no solo personales sino también globales. Estos cambios sumados al ritmo cada vez más acelerado de nuestra propia vida provocan enormes desequilibrios en nosotros y entre nosotros. Más enfermedades, más locura y violencia nos traen la necesidad de disponer de nuevas herramientas para mantenernos armónicos y sincrónicos con los ritmos del universo. 

 

Esta aceleración que vivmos día a día, hace que muchas veces no podamos manejar los cambios y la incertidumbre, por lo que terminamos colapsando y enfermándonos física o mentalmente. 

 

Reiki es una herramienta muy útil para volver a nuestro propio eje personal. Nos devuelve a nuestro estado de armonía y equilibrio y por extensión a la salud integral. Donde hay armonía, no hay enfermedad. 

 

A través de la canalización de energía Reiki, no solo podemos ayudarnos a nosotros mismos, sino que también pone a nuestro alcance un medio para liberar los bloqueos en otras personas. 

 

Reiki además nos introduce a la sabiduría oriental a través del "Kyo Dake Wa" o "solo por hoy". Es importante destacar que sus principios no son frases sueltas o teorías lejanas, sino una fuente inagotable de felicidad para quien logra incorporarlos, ya que nos enseñan a llegar de una forma más fácil a nuestros objetivos y a desviarnos de los obstáculos que nos llevan a la ansiedad y frustración. 

 

Una iniciación o sintonización de Reiki es un proceso que abre los siete chakras, corona, corazón, palmas y los conecta con la fuente de energía. A la persona que decide aprender esta técnica de sanación, se le enseña a sentir, canalizar y a transmitir la energía mediante la imposición de manos, actuando así como un canal energético.

 

Dentro de sus beneficios podemos encontrar:

  • Reequilibra el estado físico, mental, emocional y espiritual

  • Regulación del sistema endócrino mediante el tratamiento de los 7 chakras principales

  • Reestablecimiento del flujo bioenergético en los órganos del cuerpo

  • Relajación mental y liberación emocional

  • Sanación de enfermedades y dolencias trabajando sobre su raíz energética.